Testimonio de Jorge Castellón

Enviado el 10/02/2021

Acudí a la consulta de la Dra. Navarrete aquejado por una molestia que, hasta ese momento, yo creía exclusivamente social: RONQUIDOS. Mi círculo cercano siempre hizo bromas por el volumen e intensidad de éstos, incluso en ocasiones yo mismo desperté con el ruido y molestias como boca reseca y falta de aire, las que se fueron incrementando en el tiempo. De la evaluación realizada por la doctora, descubrí que además los ronquidos eran un síntoma de otras afecciones que yo no había sido capaz de relacionar: cansancio y somnolencia diurna, lo que daba cuenta de una patología aún más compleja: APNEA DEL SUEÑO. Luego de realizarme una serie de exámenes que confirmaron el diagnóstico inicial, se programó una cirugía que incluía septoplastía, cauterización de cornetes y faringoplastia, la que se realizó en medio de la pandemia, con una serie de resguardos y cuidados que concluyeron con un exitoso resultado. A partir de esos procedimientos quirúrgicos mi calidad de vida mejoró notoriamente, disminuyendo paulatinamente los ronquidos pero especialmente desapareciendo el cansancio matutino y la somnolencia diurna, ahora puedo respirar de manera adecuada por ambas fosas nasales, sin sobre exigir una en desmedro de la otra, incluso hago ejercicio físico del tipo entrenamiento funcional, 3 veces a la semana, con mascarilla y aún así siento que respiro mejor que previo a la cirugía, claramente hay un antes y un después de la intervención, me siento muy afortunado de haber confiado en las manos, experiencia y profesionalismo de la Dra. Claudia Navarrete.

Leer más
Políticas de privacidad